Llamando a la suerte

Probablemente recuerde estas caras cuando un día los vea en la tele brindar con champán y puede que, incluso, se tropiece usted con alguno de ellos por Miami. Pero si esto no ocurre sepa que esta treintena de mellarienses al menos, lo intenta. Hace ya seis años crearon La Cruz de las Apuestas, una peña que toda las semanas juega a unos números fijos en la Primitiva y el Euromillón y que también rellena siete apuestas dobles en la quiniela. Enrique Ventura gestiona el cobro, ya que lógicamente el que no esté a corriente de pago el día en que todos se hagan millonarios se quedará sin nada. Rafael Delgado lleva la contabilidad, y Luis Mellado, además de validar los boletos, busca al peñista que le toca elegir los números.

El método utilizado es el tum, tum, o sea, el más puro azar, y el premio más alto que han conseguido hasta este momento ascendió a 180 euros, hace tres años. Aportan dos euros semanales por persona y una vez al año, con lo que ganan y lo que sobra de la recaudación, organizan una cena en el restaurante donde suelen reunirse.

Si consiguieran un premio mayor se repartiría equitativamente «y haríamos un viaje en el que nos hartaríamos de comer y beber», afirma Delgado. José Ventura explica que si le tocara un buen premio «se compraría un Audi o un Mercedes» y Juan Manuel Ventura, «un chalet en Miami»; en cambio Manuel Ramos «se perdería», al igual que Claudina Romero «pero yo por otro lado, y con mi marido, Rafa», afirma.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2010/07/llamando-suerte/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.