La posada de Posadilla

El huésped de Mi Casa cuenta con múltiples alternativas de ocio en esta aldea mellariense, como practicar el piragüismo en Sierra Boyena o montar a caballo por las dehesas del Guadiato.

      Fachada de Mi Casa.

Si bien es cierto que Mi Casa conoce sus días de esplendor en invierno, cuando llegan a Posadilla los entusiastas de la caza mayor coincidiendo con la organización de las mejores monterías en Sierra Morena, cualquier estación del año es buena para darse un garbeo por esta hermosa pedanía del término municipal de Fuente Obejuna, habitada por poco más de doscientos lugareños.

Encrucijada de antiguas vías de comunicación que enlazaban con tierras sevillanas y extremeñas, se llega a Posadilla desde Belmez, dejando la N-432 poco después de Peñarroya. No obstante, si el viajero quiere disfrutar del campo cordobés, es preferible acceder por la carretera rural que une las aldeas cercanas con el núcleo urbano de Fuente Obejuna. Una vez allí, es fácil localizar el establecimiento, propiedad de Rafael y su esposa.

 Mi Casa es un edificio blanco y espacioso de dos plantas que puede alojar hasta a nueve personas, equipada con dos estancias de matrimonio, un dormitorio doble y dos sencillos; todas las habitaciones tienen instalación de aire acondicionado. La residencia huele a limpio, a pulcritud rigurosa: los muebles son nuevos y relucientes, la albañilería reciente… Así da gusto, pensará el viajero, satisfecho. “Nos gusta que todo esté como si fuera la primera vez que se usa, para que el turista se sienta cómodo”, dice Rafael. A esa sensación de confort contribuyen también los dos baños de la casa, uno de ellos equipado con ducha con hidromasaje y otro para minusválidos, así como la terraza, desde la que se columbran unas vistas formidables de la sierra y cuyo solárium acristalado hace más plácidos los días rigurosos del invierno y casi, casi playeros los de la primavera y el verano.

Solárium acristalado.

El viajero que decida alojarse en el establecimiento podrá acercarse a llenar el bandujo con las sabrosas viandas de Casa Josefa, célebre en la zona por su comida tradicional y que recibe a comensales procedentes de toda la provincia. Ciertamente, y al decir de dijo Feuerbach, “el hombre es lo que come”; pero, además de satisfacer el apetito con las delicias melarienses, ¿qué se puede hacer en Posadilla y alrededores? Entre otras cosas, practicar el senderismo por las cinco rutas que allí existen, visitar la colección permanente del Museo Etnográfico de Belmez, practicar el piragüismo en el pantano de Sierra Boyera o montar a caballo, en la Hípica Aguas Vivas. Por otra parte, Mi Casa cuenta con nueve bicicletas de montaña, que, como se sabe, son para el verano y que pueden conducir perfectamente hasta la gran piscina de la localidad. ¿Cómo aburrirse así?. ALEJANDRO CABANILLAS.

Casa rural Mi Casa

Dirección: C/ Real, 20. Posadilla, Fuente Obejuna (Córdoba).

Teléfonos: 657 333 629 y 657 333 630.

Web: casaruralmicasa.com

Correo electrónico: info@casaruralmicasa.com

Plazas: 9 personas.

Distribución: 2 dormitorios de matrimonio, un dormitorio doble, 2 habitaciones sencillas, 2 baños, cocina completa, salón-cocina con chimenea.

Precios: 25 euros por persona y día.

Servicios: televisión, biblioteca, aire acondicionado, bicicletas de montaña y piscina.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2012/01/posada-posadilla/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.