Gestionar en tiempos difíciles

Cuatro alcaldesas y dos regidores de la comarca de la Sierra Albarrana hacen frente a la crisis económica y quieren contribuir a la reducción del problema del desempleo.

Las elecciones municipales del pasado mes de mayo trajeron importantes cambios a la comarca de la Sierra Albarrana. Cuatro de sus seis ayuntamientos cambiaban de signo y alcalde, mientras que los otros dos repetían. Todos los regidores, sin excepción, se enfrentan a tiempos muy difíciles y a un panorama incierto. Les invitamos a conocerlos y a compartir sus preocupaciones y proyectos.

Isabel Cabezas Regaño. Foto: Rafael Sánchez Ruiz

Al mal tiempo que provoca la crisis económica en sus municipios, los alcaldes de la zona de influencia de El Cabril —mujeres en su mayoría— responden con la buena cara de la ilusión a la hora de sacar proyectos hasta de debajo de las piedras, para que sus vecinos vean satisfechas sus expectativas. Si se mantiene una breve conversación con todos ellos sobre cómo afrontan su mandato, la palabra “desempleo” es pronunciada varias veces, muestra inequívoca de una de sus principales causas de desasosiego. Da igual que tengan poca experiencia en materia de gestión política —es el caso de la alcaldesa de Peñarroya- Pueblonuevo, María Gil (PP), y de la regidora de Hornachuelos, María del Carmen Murillo (PSOE)— o que sean más veteranas, como las primeras ediles de Fuente Obejuna y Azuaga, las populares Isabel Cabezas y María Natividad Fuentes respectivamente. A ellos les pasa lo mismo: encontrar fórmulas efectivas que sirvan como antídoto a la crisis también preocupa al alcalde de Alanís de la Sierra, Cecilio Fuentes (Partido Andalucista), que gobierna desde 2007, y al recién llegado regidor de Las Navas de la Concepción, José Enrique Rodríguez, perteneciente a la misma formación. “Es normal, la crisis tiene en vilo a toda España”, se lamentan ambos con estas o similares palabras, mientras que todos los regidores desean la ayuda de Enresa.

“Nuestro Ayuntamiento está mal, muy mal. Las arcas municipales atraviesan una crisis casi intolerable y eso acentúa aún más la crisis económica que se vive en Peñarroya-Pueblonuevo”, destaca la popular María Gil para explicar que “el anterior equipo de gobierno, del PSOE, llevó a cabo demasiados endosos, por lo que estamos estudiando fórmulas para hacer frente al pago a proveedores y al de las nóminas”. Por eso, el consistorio ha aprobado un préstamo de 419.000 euros para saldar las deudas pendientes contraídas hasta el pasado mes de abril con sus proveedores.

Como el presidente del Gobierno, María Gil predica la austeridad para capear a tormenta. De este modo, las primeras medidas que tomó al acceder a la alcaldía fueron rebajarse el sueldo en un 50% y que su grupo municipal no contara con concejales liberados. “En tan solo un trimestre —indica la alcaldesa—, tales resoluciones han hecho posible ahorrar 30.000 euros”. Otra de las medidas estrella aplicadas por María Gil para contener el gasto municipal ha sido evitar las subcontratas en las obras, “lo que nos está permitiendo realizar más actuaciones para que nuestra ciudad sea más cómoda y podamos seguir invirtiendo en la gestión de servicios que mejoren el bienestar de nuestros vecinos”, dice. Además, el Ayuntamiento ha aprobado unas ordenanzas fiscales que incluyen bonificaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el servicio de suministro del agua para las familias numerosas, así como para los ocupantes de viviendas de protección oficial.

 Políticas anticrisis

Su homóloga en Hornachuelos, la socialista María del Carmen Murillo, asegura que para resolver la situación que vive el pueblo, su grupo municipal ha hecho piña con el del Izquierda Unida (IU), con el que gobierna. “El entendimiento es básico para cumplir con el objetivo de mejora del empleo. Debemos trabajar para crear empleos estables y de calidad”. La regidora sostiene que la recuperación económica de Hornachuelos llegará a través del fomento del turismo, con la puesta en marcha de un plan estratégico y la potenciación de recursos autóctonos como la miel, el corcho, los cítricos o la actividad cinegética.

Acogiéndose al discurso de su partido, el PP, la alcaldesa de Fuente Obejuna, Isabel Cabezas, prefiere pensar en positivo y sostiene que “con el cambio político en el Gobierno de España, espero que mejore la situación en beneficio, entre otros, del pequeño y el mediano empresario”. Con tal objetivo, la regidora defiende “políticas serias” para crear empleo a fin de cubrir las necesidades básicas del Estado del bienestar”. La primera edil mellariense está también convencida de que, aplicando esas políticas, Fuente Obejuna será un motor de desarrollo, “por lo que cuantas más fuerzas aunemos, mayor será el crecimiento del pueblo y, así, nos convertiremos en referencia de la comarca y, sobre todo, daremos satisfacción a las necesidades de los vecinos de Fuente Obejuna, luchando contra el desempleo”.

Esa esperanza de Cabezas de que Fuente Obejuna sea una referencia en la comarca del Alto Guadiato, la ha visto ya cumplida el alcalde de Alanís, Cecilio Fuentes, del Partido Andalucista (PA), respecto a la suya de la Sierra Norte de Sevilla. El regidor insiste en que “somos un referente, por ejemplo, en la gestión eficaz de los recursos, con un control presupuestario exhaustivo que está propiciando que, en estos momentos de profunda crisis económica, no padezcamos las precariedades de otras muchas administraciones”.

Como era de esperar dadas las circunstancias, la mayor preocupación de la alcaldesa de Azuaga, María Natividad Fuentes (PP), son sus paisanos que están en paro. ”Eso me quita el sueño —confiesa—; son muchas las familias que lo están pasando mal y se siente una gran impotencia cuando no les puedes ayudar”. No obstante, la regidora tiene depositadas muchas esperanzas en el Gobierno de Mariano Rajoy: “Esperemos, por el bien de todos, que ese nuevo Ejecutivo empiece a tomar medidas que den soluciones a tan grave problema”, dice. A María Natividad Fuentes también le desazona la situación de los jóvenes del pueblo, quienes “después de formarse no tienen posibilidades de quedarse a vivir en su tierra, por lo que estamos perdiendo una población muy preparada, quizás la generación azuagueña más preparada de todos los tiempos”.

Aparte del creciente paro, alimentado en el caso de Navas de la Concepción por la caída de la actividad agrícola y la construcción —los dos pilares económicos de la localidad—, a su alcalde, José Enrique Rodríguez (PA), le preocupan, y mucho, las malas conexiones por carretera que tiene su pueblo. “Posiblemente seamos el municipio con peores carreteras de la Sierra Norte de Sevilla. Mejorar nuestras comunicaciones es fundamental para nuestro desarrollo económico”, apunta.

La industria, factor clave

Pese al recorte de los fondos estatales y autonómicos que llegan a los ayuntamientos, los gobiernos municipales de la comarca cuentan con su propia fórmula para sortear la pésima coyuntura económica. Así, la alcaldesa de Peñarroya insiste en la importancia de la ilusión; nada mejor, pues, que “abrir el Ayuntamiento a la participación de los peñarriblenses”. “Queremos animar a los ciudadanos, hermandades y asociaciones a que nos hagan llegar tanto sus quejas como sus ideas, que tendremos en cuenta a la hora de tomar decisiones”, dice María Gil. La regidora recuerda que su partido llegó al gobierno del consistorio con el objetivo de “bajar los índices de desempleo a través del apoyo a la formación, atraer a empresarios y frenar la despoblación juvenil y la fuga de cerebros, así como convertir la localidad en un referente cultural, turístico y de servicios”. Además, María Gil y su equipo tienen grandes esperanzas en la potenciación de la industria, gracias a la actividad desarrollada en los polígonos.

Por su parte, Isabel Cabezas confía en superar los malos tiempos convenciendo a los empresarios foráneos de las bondades de ubicarse en el suelo industrial que la localidad tiene preparado a tal fin. “El Ayuntamiento mantiene conversaciones con algún que otro empresario —anuncia— y, gracias a los fondos Miner, Fuente Obejuna se está dotando de ese tipo de suelo, destinado asimismo a los emprendedores locales”. Guardando un as similar en la manga de su gestión, su homóloga peñarriblense declara que “los dos polígonos industriales empezados en la pasada legislatura, El Antolín y Vega Currillo, tendrán actividad en dos meses, algo fundamental”, asegura.

Más convencida aún está la alcaldesa mellariense de que hay que capear el mal tiempo con la muleta de las iniciativas a corto plazo. “De manera inmediata debemos resolver los problemas que existen en tres obras de gran importancia, como las del Palacete Modernista, la nueva guardería municipal y los aparcamientos que se empezaron a ejecutar el año pasado”, destaca Isabel Cabezas. La regidora insiste en que “actualmente se están llevando a cabo actuaciones en la entrada de Fuente Obejuna, con el fin de adecentarla, y señalizar e identificar tanto a las empresas instaladas en nuestro polígono industrial como a las aldeas del municipio; será algo atractivo y novedoso”.

Otra iniciativa del Ayuntamiento de Fuente Obejuna a medio plazo y que se hará realidad en 2012 es la mejora de las conexiones a Internet por banda ancha y del servicio de TDT, tanto en la localidad como en sus aldeas, gracias a los fondos Miner. “Del mismo modo, se mejorará la iluminación en nuestro municipio, cambiándola por bombillas de bajo consumo y de ahorro energético —afirma—, y se destinará un millón de euros al arreglo de caminos, lo que beneficiará tanto a la agricultura como al turismo rural”.

Turismo y naturaleza

El turismo rural representa también la gran esperanza del desarrollo de Las Navas de la Concepción. “Nuestro objetivo, a corto y medio plazo, es incentivar el turismo rural, dando a conocer el entorno natural de la localidad, uno de los más bellos de la provincia, y dotándolo de infraestructuras y de otro tipo de alicientes que sirvan de reclamo”, señala José Enrique Rodríguez. El alcalde apunta la importancia de los productos cárnicos, “tanto los derivados del cerdo como de la caza, ya que favorecen la promoción y la difusión del buen nombre de Las Navas de la Concepción”.

También al turismo como punta de lanza para enfrentarse a la crisis se refiere el alcalde de Alanís. Cecilio Fuentes afirma que “nos hemos convertido en un referente en el desarrollo turístico sostenible, al mejorarse tanto las infraestructuras existentes como la oferta local”. El regidor pone como ejemplo el hecho de que, en cuatro años, se haya quintuplicado el número de alojamientos rurales y el impulso que suponen para las visitas las Jornadas Medievales de la Sierra Norte, que se celebran en la localidad. “Gracias a ellas, miles de personas acuden a Alanís”, señala Cecilio Fuentes, quien detalla además que el Ayuntamiento que preside tiene previsto poner en marcha un plan estratégico para estimular al sector empresarial, “con el objetivo de incentivar la creación de pymes, contando con nuevos emprendedores”.

Quien confía mucho en la posición estratégica de su pueblo es la regidora azuagueña. “En Azuaga contamos con muchos proyectos, algunos de los cuales tendrán que posponerse por la crisis, pero lo importante es que lleguen empresas a invertir en nuestra localidad, teniendo en cuenta que estamos en el eje de la futura autovía Badajoz-Córdoba-Granada”, afirma María Natividad Fuentes. La alcaldesa subraya que uno de los factores que pueden atraer inversión a Azuaga —la localidad más grande de la Campiña Sur pacense, con 8.500 habitantes— es que está cerca de Córdoba, Sevilla, Mérida y Badajoz. “Nuestro sector servicios es importante, en particular el comercio, lo que trae consigo que día a día nos visiten muchos vecinos de otros municipios, tanto para hacer sus compras como para disfrutar de los numerosos eventos culturales y de ocio que se celebran en el pueblo, porque eso también significa desarrollo”, sostiene la alcaldesa.

Colaboración con la Fundación Enresa

Con la vista puesta en el desarrollo industrial, la regidora de Hornachuelos aboga por favorecer la creación de un fuerte tejido empresarial. “Con esos objetivos hemos puesto en marcha, gracias a la colaboración de la Fundación Enresa, la segunda fase del polígono industrial La Vaquera, que tiene 52 parcelas urbanizadas y seis naves edificadas”, señala María del Carmen Murillo. La alcaldesa se ha propuesto como “gran reto” favorecer el acceso de sus paisanas al mundo laboral, “proporcionándoles una formación y apoyo que potencie la igualdad de oportunidades”. “Hornachuelos —dice María del Carmen Murillo— tiene muchas vías de desarrollo, entre las que se cuenta la cultura; en este capítulo vamos a restaurar la Posada del Duque de Rivas, además de tres molinos que se encuentran en el Cambuco, donde se puede disfrutar viendo animales como la nutria”.

La regidora añade que en Hornachuelos “podemos presumir del encanto que tiene recorrer los distintos senderos que rodean el parque natural, contemplando miles de flores de sierra autóctonas y animales como el venado, el jabalí, el águila y el buitre leonado”. Otro objetivo importante que se ha propuesto es “mejorar las vías de comunicación del pueblo, por lo que trabajamos en el arreglo de carreteras y caminos rurales, y por que el tren de cercanías pare en la estación de Hornachuelos”.  Francisco Javier Cantador

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2012/01/gestionar-tiempos-dificiles/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.