El señor de las moscas

Resumen:

Fábula moral acerca de la condición humana, El Señor de las moscas es además un prodigioso relato literario susceptible de lecturas diversas y aún opuestas. Si para unos la parábola que William Golding estructura en torno a la situación límite de una treintena de muchachos solos en una isla desierta representa una ilustración de las tesis que sitúan la agresividad criminal entre los instintos básicos del hombre, para otros constituye una requisitoria moral contra una educación represiva que no hace sino preparar futuras explosiones de barbarie cuando los controles se relajan.

 

Autor: Willian Golding

Nace en Newquay, Cornualles, en 1911 y crece en Marlborough, en cuya escuela era profesor de Ciencias su padre, Alec Golding. El profesor Golding se definía como socialista con una gran confianza en el racionalismo científico, hecho que influiría decisivamente en sus dos hijos, William y Joseph, mientras que su madre, Mildred, era una ferviente defensora del sufragio femenino. En 1930, William comienza a estudiar ciencias naturales en el Braneose College de Oxford para complacer a su padre, pero dos años después cambia a los estudios de literatura inglesa, con el sueño de convertirse en poeta, al estilo de Shakespeare y Tennyson. En el otoño de 1934 se publica su primer libro de poesía, Poems, que posteriormente repudiaría, y al año siguiente comienza su trabajo como profesor en la escuela Michael Hall, en el sur de Londres, trabajo que abandonará dos años después para volver a Oxford, donde prepara su doctorado. En 1939, unas semanas antes de la declaración de guerra que conduciría a la Segunda Guerra Mundial, contrae matrimonio con Ann Brookfield. En abril del siguiente año comienza a trabajar como profesor en la Bishop Wordsworth’s School de Salisbury. A los cinco meses de la boda, en septiembre, nace su primer hijo, David. Dos meses después, en diciembre de 1940, ingresa en la Royal Navy.

Nuestra Clasificación: [rating=2]

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2011/09/senor-moscas/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.