Los vecinos recuperan las alfombras de serrín

Vecinos de todas la edades vienen colaborando para embellecer las calles de Fuente Obejuna en la procesión del Corpus. Son personas que desinteresadamente luchan por mantener una tradición que se perdió y que ahora los mellarienses pueden disfrutar gracias a su labor. Los habitantes de la localidad visitan las calles engalanadas: la plaza, el Santo, la Mata… y, sobre todo, la calle Valverde. En esta última hemos encontrado una portavoz que nos ha pedido dos cosas, que su nombre no se publique para realzar el trabajo de todo el grupo, y que destaque la colaboración de los niños de la calle y de sus amigos. Ambas cosas haremos, agradeciendo desde aquí toda la información facilitada pero, sobre todo, su trabajo altruista que nos hace ver diferente nuestro pueblo, aunque sólo sea una vez al año.

Comenzamos diciendo que este grupo comienza a realizar alfombras en el año 1997, ya que en ediciones anteriores la celebración del Corpus había decaído y apenas se adornaban las calles. El ayuntamiento envía ese año cartas a los vecinos del recorrido de la procesión animándoles a engalanarlas y ofreciéndoles a cambio una ayuda. Del grupo, alguien había visto una alfombra en Sitges realizada con pétalos de flores y, como también se confeccionan en otras localidades de la provincia, en contacto con ellas fueron informándose, aunque nuestra portavoz afirma «al principio nos dio muchos quebraderos de cabeza: la forma de conseguir el serrín, qué cantidad, cómo lo teñíamos, cómo hacer las plantillas, y muchas llamadas de teléfono a amigos de otros pueblos. En fin, como todo lo que haces por primera vez, bastante complicado».

CONSEGUIR EL SERRÍN

Lo primero es conseguir el serrín y nos explican que era más fácil cuando funcionaba la Escuela Taller ya que este año el carpintero les ha dado lo que ha podido, pero han tenido que traer bastante de otros pueblos, al necesitar 25 ó 40 sacos grandes. Después lo tiñen con anilina -que cuesta 300 pesetas el kilo, 1.80 euros- y cuyo coste es subvencionado por el ayuntamiento ya que los vecinos no podrían pagarlo. Para que el serrín tome bien el color, unas cuarenta y otro horas antes de la procesión ya mezclados los tintes, se unen al serrín y se amasan, tarea que nuestra narradora califica de dura debido a la gran cantidad de la que estamos hablando. Durante estos días han elaborado la plantilla que previamente una persona ha dibujado en papel, para más tarde pasarla a cartón.

DIBUJOS SIMÉTRICOS

El sábado por la noche pintan la calle por medio de la plantilla, buscando exactamente la mitad de la misma, para que el dibujo quede totalmente simétrico. El día siguiente llenan el dibujo con serrín, tarea en la que emplean unas cuatro o cinco horas y luego lo riegan constantemente para que no se levante.

A todo ello se unen las tareas de vigilancia para que las alfombras se conserven intactas hasta el momento de la procesión y, posteriormente, las de limpieza que ya estas labores se hacen en la casa de nuestra portavoz, aunque este grupo también las comparte, al igual que el altruísmo y el buen humor.

“Este grupo viene realizando alfombras desde 1997”

“El Consistorio animó a los vecinos a participar”

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2002/08/vecinos-recuperan-alfombras-serrin/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.