La historia de la minería cordobesa ya está al alcance de todos los ciudadanos

La documentación histórica de la minería cordobesa ya está a disposición de todos los ciudadanos gracias a la transferencia de parte de ella al Archivo Provincial desde la delegación de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, cuyo titular, Ángel Herrador, junto a la delegada de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico en Córdoba, Cristina Casanueva, han presentado hoy viernes en la capilla de los Escribanos de la institución archivística. Expedientes de concesiones mineras, planos de demarcación y deslinde, cuyas fechas se remontan a 1842, forman parte de esta documentación, «muy demandada por historiadores e investigadores», según ha señalado la directora del Archivo Provincial, Alicia Córdoba.

A estos documentos se añaden distintos libros de la policía minera, cuyos informes contienen datos sobre poblados, maquinaria o accidentes, así como los planos de las diferentes explotaciones, las inspecciones y sanciones que se levantaban en ese momento y planos y demarcaciones mineras . El más antiguo data de 1845 y es la primera concesión minera que se hizo en la provincia de Córdoba. «un yacimiento de carbón llamado Lusitania en Villaharta, solicitada por la Compañía LHL (Larios, Heredia y Loring)», según ha explicado Herrador.
Valiosos información

El delegado también ha señalado que el traspaso al Archivo Histórico se produce en este momento «porque la vida de estos expedientes es muy larga y deben cumplir sus plazos de prescripción, a veces de 100 años, especialmente los de concesiones de explotaciones. Por ello las fechas extremas que abarcan son de 1842 a 2005”. En total, son 28 libros registro y 166 cajas, «que suponen sólo una parte de este fondo» ha subrayado.

Cristina Casanueva, por su parte, ha incidido en el valor de estos documentos «para una provincia con gran tradición en la explotación de los recursos minerales no sólo en el Alto Guadiato con Peñarroya como referente nacional, sino también en otras comarcas que también cuentan con yacimiento de interés”.

Por otro lado, esta documentación permite ver la evolución de esta actividad en la provincia de Córdoba, así como el perfil de los propietarios, maquinaria, condiciones de trabajo, instalaciones, etcétera, que se refleja en los libros de registro, en los expedientes de concesiones o en los planos de demarcación e instalaciones de las minas. También describen la vida social de un poblado minero de una aldea de Fuente Obejuna con su escuela, su consultorio médico, y dotado con un cable aéreo, antecedente de los telesféricos, por donde se transportaban las vagonetas hasta la estación de ferrocarril, ha explicado Casanueva.

La transferencia de documentación histórica se ha realizado a través del Sistema de Información @rchivA de la Junta de Andalucía. A excepción de los planos que han de instalarse en planeros adquiridos para albergarlos. La documentación está organizada y descrita, y disponible para los investigadores.

Carmen Lozano.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2021/01/mineria-cordobesa-alcance/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.