El 12% de los cordobeses aún no puede depurar las aguas residuales

En el año 1981 solo se depuraba en Andalucía el 11% de las aguas residuales de la población y el 89% no recibía ningún tipo de tratamiento. Con más lentitud de la prevista, en la actualidad se ha invertido esta cifra y en la comunidad el 87,6% de los andaluces ya depuran sus aguas. Este procentaje se supera en la provincia de Córdoba, donde el 88,11% de la población cuenta con depuradoras en sus municipios para el tratamiento de las aguas residuales. No obstante, todavía hay un 12% pendiente de cumplir con la normativa europea que obliga al tratamiento de estas aguas. Córdoba cerró el 2017, según publica el reciente Informe de Medio Ambiente de Andalucía (IMA), como la quinta provincia andaluza en la que existe más población abastecida respecto al total, siendo superada por Cádiz (96,7%), Huelva (96,5%), Sevilla (93,5%) y Almería (89,2%). En peor situación se encuentran Málaga (86,3%), Jaén (85,6) y Granada (59,6%). Al cierre del 2018 hay en la provincia 39 estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) en servicio, que abastecen a 50 municipios cordobeses.

La Delegación Provincial de Medio Ambiente ha precisado que existen cuatro proyectos cuyo inicio es inminente al estar adjudicado el contrato de obra o el de redacción de proyecto y obra, que son las situadas en Doña Mencía (pendiente de reparación), Santaella, Villanueva del Duque-Alcaracejos y La Victoria. El delegado provincial de Medio Ambiente, Francisco Algar, asegura que la Junta «prevé programar las actuaciones que permitan completar el mapa provincial de depuración para todos aquellos núcleos de más de 2.000 habitantes en los próximos tres años». Solo durante 2018 y 2019, la Junta contempla inversiones de 38,9 millones de euros, que corresponden a las actuaciones de Doña Mencía, Santaella, Villanueva del Duque-Alcaracejos, La Victoria, Monturque, Palenciana y Encinas Reales.

En el próximo año se prevé inversiones en las depuradoras de La Carlota, Pozoblanco, La Rambla-Montalbán, Rute y Valenzuelas. Algar precisa que los proyectos ya están redactados y están en proceso de información pública.

El delegado de Medio Ambiente indica que la Junta «está priorizando» las actuaciones pendientes que están incluidas en algún procedimiento sancionador por incumplimiento de la directiva europea de depuración de aguas residuales con el objetivo de cumplir con la normativa y «evitar posibles sanciones».

EL MAPA PROVINCIAL / Desde que se pusiera en marcha la depuradora de La Golondrina en la ciudad de Córdoba en 1991, se ha producido un incremento importante del número de equipamientos. Ya hay estaciones en Adamuz, Aguilar, Añora (conjunta con Dos Torres), Baena, Belalcázar, Belmez, Bujalance (conjunta con Cañete de las Torres), Cabra, Carcabuey, Cardeña, El Carpio (con Pedro Abad), Castro del Río (con Espejo), Córdoba, Doña Mencía (pendiente de reparación), Espiel, Fernán Núñez, Fuente Obejuna, Hinojosa del Duque, Hornachuelos, Iznájar, Lucena, Luque, Montemayor, Montilla, Montoro, Nueva Carteya, Palma del Río, Pedroche, Peñarroya-Pueblonuevo, Pozoblanco, Priego de Córdoba, Puente Genil, Villa del Río, Villafranca, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Rey, Villaralto (con El Viso), Villaviciosa y Zuheros.

El último informe de la Consejería de Medio Ambiente refleja que al cierre del 2017 había 706 depuradoras en la comunidad, entre las que se incluían las construidas (666) y las que estaban en fase de construcción (40). De estas EDAR se beneficiaba una población que ascendía a 7,09 millones de habitantes.

Para acometer los proyectos de construcción, todos los residentes de la comunidad abonan un canon de mejora de infraestructuras hidráulicas de depuración de interés, aprobado por ley en 2010. Desde el 1 de mayo de 2011, los andaluces pagan este canon, que ha permitido ingresar a la Junta 583,1 millones de euros hasta el 31 de diciembre del 2017. Este canon grava la utilización del agua con la finalidad de permitir la financiación de las infraestructuras hidráulicas del ciclo integral del agua de uso urbano. Hay que tener en cuenta que la Unión Europea abona parte de las actuaciones (80%), mientras que el resto de la financiación se ha completado con fondos tributarios y propios que se han imputado al canon de mejora autonómica. Desde el 2011, este canon ha pasado de 4 millones ingresados entonces, hasta los 139,06 que se recaudaron durante el 2017, cifra que ha ido creciendo desde el 2011 al incrementarse progresivamente el porcentaje de la cuota.

Francisco Expósito.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2018/12/cordobeses-aguas-residuales/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.