La provincia luce también sus patios

Cuidadoras del patio de la calle Córdoba, 5. - PADILLA/ R.SÁNCHEZ/ R.C.C./ CASAVI/ J. MORENO/ J.A. AGUILAR /HERAS

Cuidadoras del patio de la calle Córdoba, 5. – PADILLA/ R.SÁNCHEZ/ R.C.C./ CASAVI/ J. MORENO/ J.A. AGUILAR /HERAS

El Festival de los Patios, que ha hecho que el nombre de Córdoba sea conocido en todo el mundo, gracias al reconocimiento de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, es una actividad que está muy enraizada no solo en la capital, sino también en la provincia. De hecho, la Diputación provincial ha organizado un concurso en el que también se reconoce el trabajo de los cuidadores de estos patios y rincones típicos y cuyo fallo se conocerá en unos días. La Subbética es la comarca que mayor participación tiene en este certamen, pero no falta la presencia de rincones y patios de otros puntos de la provincia, hasta un total de 81, algunos de los cuales repasamos.

Empezamos en Rute, donde el concurso de balcones, patios y rincones se convierte en el complemento ideal a las fiestas, que esta primera quincena de mayo, vive la villa en torno a la Vera-Cruz y a la Virgen de la Cabeza. Son un gran complemento, al que se suma el concurso local de Cruces de Mayo. El patio de Anselmo Córdoba, junto al Museo del Anís, ha conseguido varios primeros premios, el último por ahora el de este año en el concurso comercal. Hasta el 14 de mayo se podrá visitar, al igual que los otros dos patios ruteños participantes, el de Aurora Sánchez Navajas y el de la cofradía del Cristo de la Misericordia, ambos en la calle Priego.

Por su parte en Iznájar ofrece 12 rincones y rejas que se pueden visitar. De ellos destaca el Patio de las Comedias, ubicado en pleno casco histórico, y que atesora varios premios de carácter comarcal. Es, hoy por hoy, uno de los lugares más visitados de la localidad, pues en otros tiempos fue zoco árabe. Otros lugares signficativos son el balcón de la calle Calvario 20; el de Fuente Nueva, 19; o la plaza de la Torre, sin olvidar el Rinconcillo, el Tejar, 13; Fuente Nueva, 19; Puerta del Rey, El Coso, la Pacheca o el paseo de la Constitución, las Tres Cruces o la Plaza de la Torre, que gracias a las personas que lo cuidan se mantiene todo el año engalanado.

En Priego son seis los patios, rejas, balcones y rincones que toman parte en el concurso organizado por el Patronato de Turismo, la mayoría de ellos enclavados en el monumental barrio de La Villa. Por su singularidad, merece la pena visitar el rincón ubicado en el número 20 de la Carrera de Álvarez, donde se recrea un patio andaluz y una de las puertas de la plaza de San Antonio, enclave que constituye el corazón de La Villa y que también participa en el concurso. A escasos metros de esta recoleta y conocida plaza se encuentra el patio de la calle Jazmines 7, magníficamente cuidado por Trini y Tomás. También en La Villa, pero en este caso en la calle Real, pueden visitarse las rejas y balcones de los números 19 y 20, completándose el recorrido con la ubicada la calle Jazmines 40.

En Cabra son 17 los espacios, entre patios, balcones y rincones, los que participan en este mes de mayo en dos concursos, uno provincial, que organizan la Diputación y la Fundación Viana, y otro, el de la Subbética, organizado por su Mancomunidad. Patios que en algunas ediciones anteriores ya han sido distinguidos con algún premio y en, otros casos, han despertado gran interés no sólo por los convocantes sino también por los muchos visitantes que por ellos han pasado en los primeros días del mes, coincidiendo que una gran parte de ellos se encuentran en el barrio histórico del Cerro con motivo de las Fiestas de la Cruz. Patios como los del Círculo de la Amistad, el Cortijo de Frías, varios en la calle Toledano, rincones de esta misma calle o de las plazas Juan Soca y Santa María la Mayor o el de la propia Oficina Municipal de Turismo junto a cinco balcones del barrio del Cerro.

En Montemayor destaca el patio cordobés con el que el Hotel Castillo de Montemayor agasaja a sus clientes en primavera. María Dolores Jiménez es la encargada de cuidar con mimo las macetas que conceden colorido a una de las estancias más agradables de este establecimiento. Por su parte, el Lagar La Primilla, enclavado en el corazón mismo de la Sierra de Montilla, concurre en las dos modalidades del concurso –Patio Cordobés y Rincón Típico–, aprovechando el trabajo de Charo Jiménez Espejo que, además de cuidar de las plantas, atiende las visitas que recibe a diario este lagar ancestral situado en las faldas del Cerro Macho.

El concurso de patios en la comarca del Alto Guadalquivir se circunscribe en los municipios de Cañete de las Torres, El Carpio y Montoro, con la participación de diferentes patios. En el primero, en la calle Pozo Fuente se encuentra el Huerto del Francés, un patio abierto a la calle en el que se recuperan viejas tradiciones entre vecinos de este espacio. En El Carpio destaca el patio de la calle El Centro, 22; el del Callejón de la Torre y en la calle El Viento, 1, popularmente conocida como la calle de Los Escalones, donde se hace un gran homenaje a elementos costumbristas de la zona. En Montoro participan la Residencia Jesús Nazareno, en la calle Salazar, 8; así como otro en la calle Criado, 9 y otro en calle Antonio Díaz, 9.

En la zona Norte de la provincia también se pueden visitar varios puntos atractivos, como en Villanueva de Córdoba, en cuya calle San Martín número 2 se encuentra el patio cuidado por Mari Ángeles Illescas donde al colorido que aportan sus macetas se le une el detalle del pozo. Esta casa, que también toma parte en el apartado de rejas y balcones, es una de las múltiples posibilidades que estos días se pueden visitar en diferentes emplazamientos de Villanueva de Córdoba, como el hospital de Jesús Nazareno, el espacios municipales, restaurantes y domicilios particulares. Y en Fuente Obejuna, donde una de las peculiaridades que tiene el patio participante es el sonido del agua de su cascada, que puede escucharse recostado en algunos de su divanes. El sentido de la vista, además de las bellas plantas cuidadas por Elisa Blázquez, lo alegra el movimiento de las carpas de colores que habitan en uno de sus dos estanques, lo que completan una pila de lavar y una cesta de mimbre. Todo ello en la casa número 5 de la calle Córdoba. Por su parte en La Granjuela, es la calleja Clara Campoamor la que tiene su rincón más sugerente. En Los Blazquez, el patio participante es el de la calle Cervantes 5. También se pueden visitar varios rincones típicos en Almodóvar, Belmez, Castro, Espiel, Fernán Núñez, Fuente Palmera, Hornachuelos o Luque.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2017/05/provincia-luce-patios/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.