Y Él

Nadie creía que pudieran crecerle alas.
El cielo se rompía sobre su cabeza y arrastraba el peso del mundo.
Unas manos sin nombre, huesudas, le atenazaban el cuello.
Los ojos como dagas. Las palabras como fusiles.
Cada día luchaba con los ojos llorosos contra todo. Contra todos.
Ellos le decían que sus manos jamás construirían nada.
Ellos le gritaban que su voz jamás resonaría por encima de las demás.
Ellos le instaban a huir y esconderse.
Ellos le obligaban a construir una fortaleza y ser prisionero en ella.
Ellos. Ellos. Ellos. Siempre ellos.
Siempre con desdén.
Siempre atacando, avasallando, empujando, estrangulando.
Ellos.
Y él, solo en su fortaleza.
Y él, abandonado en sí mismo.
Y él, perdido en la niebla de su soledad.
Y él.
Nadie sabía de su dolor.
Nadie sabía de sus noches en vela.
Nadie sabía que empezó a creerse lo que ellos le decían.
Nadie creía que pudieran crecerle alas.
Sin embargo, le crecieron.
Blancas e inmensas.
Tan grandes como su dolor.
Tan grandes como su alivio de dejarlo atrás.
Y él, con sus alas nuevas, voló.

Belén March Calderón

Edad: 16 años
(Prosa poética de su Web): www.belenmarch.es

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2015/01/y-el/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.