Juan F. Alfaro empresario

Fueron muy numerosas las personas que se acercaron ayer hasta la parroquia Nuestra Señora del Castillo, de Fuente Obejuna, para dar su último adiós al empresario mellariense Juan Francisco Alfaro Sánchez, que falleció inesperadamente, a los 69 años, el pasado miércoles. Juan Franciso Alfaro se vio obligado a emigrar a Suiza junto a su padre, pero nada más pudo hacerlo retornó a España. Comenzó a estudiar y, tras aprobar sus oposiciones, obtuvo una plaza de cartero en Madrid. Gran amante de su pueblo, solicitó una excedencia para volver a Fuente Obejuna, donde durante la primera legislatura democrática formó parte del único grupo independiente que ha existido en la localidad hasta estos momentos, ocupando una concejalía entre los años 1979 y 1983. Trabajador incansable, comenzó desde cero y, contando solamente con un tractor, acabó fundando una constructora. Pero la pasión de este mellariense era el campo y a él se dedicó hasta la creación de su firma agroindustrial. Casado con Encarnación, tuvo dos hijos, Inmaculada y Juan Ignacio, que hoy siguen sus pasos profesionales. Uno de sus mejores amigos calificaba a Juan Francisco como «un trabajador nato, una persona que se ha hecho a sí misma, que tenía su vida resuelta y volvió a su pueblo para crear empleo y riqueza, para que sus hijos no tuvieran que sufrir la emigración», subrayando que, sobre todo, «ha sido amigo de sus amigos. Muy buena gente». Descanse en paz.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2015/01/juan-francisco-alfaro-empresario/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.