Pepita Jiménez

pepita_jimenez_jpg_622632710 Resumen: El joven seminarista Don Luis de Vargas regresa a su pueblo natal para unas breves vacaciones allí antes de pronunciar sus votos. Se encuentra con que su padre, Don Pedro, se dispone a contraer nupcias con la joven Pepita Jiménez de 20 años y viuda de un octogenario. Los contactos entre el futuro sacerdote y la joven viuda son novedosos para el joven ya que ha pasado su adolescencia recluido en el seminario. El seminarista acompaña a Pepita en sus paseos por el campo, asiste a reuniones en su casa y, sin darse cuenta, cede poco a poco a una pasión que el considera pecaminosa, pero que se hace más fuerte que su vocación y que su amor por su padre, en el que ve secretamente un rival. Luis se quiere marchar, pero Pepita que le ama y que ha hecho todo lo posible para enamorarle, se finge enferma y le convence de que reconozca su amor y se comunique a su padre. Así lo hace, pero en lugar de hallar la oposición en su padre, éste le dice que lo comprende y que a escondidas había estado haciendo todo lo posible para que las cosas llegasen a su solución natural.
200px-Juan_Valera

Autor: Juan Valera nació el 18 de Octubre de 1824 en Cabra, Córdoba, en el seno de una familia aristocrática. En 1844 obtiene el título de bachillerato en jurisprudencia. Cursó sus estudios universitarios en Granada y Madrid. Entró en el servicio diplomático como acompañante del duque de Rivas, embajador en Nápoles, donde se dedicó a la lectura y al estudio del griego. Viajó también a Portugal, Rusia, Brasil, Estados Unidos, Bélgica y Austria. Fue admitido en el año 1861 en la Real Academia Española. Escribió artículos periodísticos y ensayos, tales como Sobre el Quijote (1861) y Estudios críticos sobre literatura, política y costumbres de nuestros días (1864). Como novelista, fue autor de Pepita Jiménez (1873), Las ilusiones del doctor Faustino (1875), Doña Luz (1879), Juanita la larga (1895). Contrajo matrimonio en 1867 y las relaciones con su mujer no son lo suficientemente satisfactorias, ya que Valera va gastando parte del caudal que su esposa había aportado al matrimonio. Tuvieron tres hijos: Carlos, Luis y Carmen. Durante el año 1887 está en Bruselas con su mujer y sus dos hijos; su hijo Luis ocupará el puesto de agregado a la Embajada regida por su padre. Por un decreto de 5 de marzo es jubilado y apartado de toda actividad pública. Murió en Madrid el día 18 de abril de 1905

Nuestra Clasificación: [rating=4]

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2014/05/pepita-jimenez/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.