Dedican a las mujeres la fiesta de la matanza

Vecinos de Alcornocal que participaron en la fiesta.

En las matanzas caseras, las mujeres comenzaban a trabajar las primeras y finalizaban, las últimas. Semanas antes del día señalado, preparaban los ingredientes necesarios para la elaboración de los embutidos. El día del sacrificio, las tareas estaban perfectamente distribuidas y a ellas les tocaban algunas como el lavado de los intestinos del cerdo, ocupándose además de la atención a los invitados, para los que preparaban un cocido o unas migas y agasajaban con vino de pitarra y dulces. Una vez que todo había finalizado, limpiaban y organizaban los enseres.

Conscientes de esta realidad, la Asociación de Vecinos y Amigos La Columna, de Alcornocal, organizadora de la fiesta de la matanza, ha dedicado su octava edición a la mujer rural, ataviando a la manera tradicional a todas las participantes, a las que les ha concedido un protagonismo especial.

Ayer, tras el sacrificio de un animal de 14 arrobas, el público pudo probar productos típicos de la matanza, almorzar migas y por la tarde, degustar las torrijas, tortas, flores y pestiños elaborados por las vecinas de Alcornocal. También hubo baile, con el grupo Nuevo Retorno. Los actos finalizan hoy, por lo que el presidente de La Columna, Francisco Garrido, desea «animar a todos a que vengan a Alcornocal, donde serán muy bien recibidos y podrán disfrutar de nuestras tradiciones».

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2012/02/dedican-mujeres-fiesta-matanza/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.