Juan Francisco Alfaro Sánchez

AL AGRICULTOR

 

 Agricultor, agricultor,

hombre duro y abnegado,

Hombre gallardo y tenaz,

por la sociedad discriminado.

Que de ilusión y mesura,

por Dios ha sido colmado,

para llevar con orgullo,

la cruz que te ha tocado.

De tus padres aprendiste,

y ellos de tus antepasados,

esa experiencia tan sabia,

que es tu libro sagrado,

de cómo sacar a la tierra,

ese fruto tan codiciado.

Ser agricultor muchos intentaron,

y solamente lo son aquellos que lo mamaron.

Del oficio del labrador,

muchos viven engañados;

les parece cosa fácil,

a Doctores y Letrados,

y todos ellos fracasan,

cuando el oficio han trucado;

y ven que es tan difícil,

el libro, como el arado.

Tú sabes cuidar la tierra con ternura,

te entregas en cuerpo y alma,

sin temor a la aventura;

sabiendo el riesgo que corres,

y lleno de templanza y mesura,

vas arrancando poco a poco, una a una,

las cosechas presentes,

las posibilidades futuras.

De la sociedad mereces,

más protección y amparo,

que reconozcan tu labor;

que es la de gran artesano,

pues eres el más noble,

el más trabajador y honrado,

y el que mejor sabes respetar,

familia, moral y Estado.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2011/12/juan-francisco-alfaro-sanchez/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.