Claudio Jurado Pulgarín

Claudio Jurado Pulgarín

Biografía:

Nació en Fuente Obejuna el 8 de Enero de 1942, en el seno de una familia de agricultores; circunstancia esta que le ha permitido vivir largas temporadas en el retiro de la sierra y en estrecho contacto con el mundo campesino.

Cursó la carrera de magisterio en Córdoba. Posteriormente en la Universidad de Sevilla, realizó estudios de comunes en la Facultad de Filosoría y Letras.

Es colaborador en revistas y círculos poéticos, obtuvo el premio en la III Tertulia Literaria de Ateneo Gaditano.

Ha impartido clases durante muchos años en Cádiz, como profesor de EGB en el Colegio de Prácticas de la Normal; también en Granada, y antes de su jubilación impartió clases como profesor de Lengua y Literatura en el Instituto Lope de Vega de nuestro pueblo.

Hombre sencillo y humilde en su vida  y obra literaria. Su poesía es cercana, donde resalta el campo, los pueblos andaluces y la vida cotidiana. En sus poemas amorosos palpita una íntima sinceridad. Su obra no está recogida en su totalidad en publicaciones, tan sólo se hizo una recopilación de poemas, romances y cancioncillas de sierra en el libro llamado «Sombras del Aire», editado en el año 1979, en Cádiz.

En la década de los ochenta obtuvo el Premio Searus (Premio Internacional de Poesía).

Incansable colaborador en nuestra queridísima revista de feria «Fons Mellaria», donde aporta con sus poemas y coplillas serranas su ingenio y formación literaria.

 

RELACIÓN DE LIBROS DE CLAUDIO JURADO PULGARÍN
Título Editorial
Sombras del aire (poemas, romances y cancioncillas de sierra) Rubiales
Poesía en Fuente Obejuna Excmo. Ayuntamiento de Fuente Obejuna
El Poeta a su Tierra Excmo. Ayuntamiento de Fuente Obejuna
Mellaria Poética Cajasur

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2011/11/claudio-jurado-pulgarin/

1 comentario

    • tania el 22 octubre, 2013 a las 23:26
    • Responder

    Querido Claudio: Hoy 22 de octubre, tarde de intensa lluvia me comunicó mi hermana tu fatídico desenlace. He sentido un hondo desgarro en mi interior. Toda la tarde he recordado la bella elegía que Miguel Hernández escribió a Ramón Sijé. Seguro que dondequiera que estés, me estarás escuchando y quiero que sepas que siempre formaste parte de mí, que contigo descubrí la belleza de la poesía, que me enamoré de tu prosa sencilla, fluida, precisa y sentida y que disfruté con tu peculiar ingenio y tu maravilloso sentido del humor.

    Ya no estas Claudio. Pero no olvidare nunca lo vivido a tu lado, los poemas que me dedicaste, tan íntimos, tan sinceros, el recuerdo de las violetas, las tardes enteras charlando ante un simple café, tu conversación siempre amena e interesante, tu facilidad para hacer amigos en cualquier tabanco…. Tantas cosas vividas…

    Alguna tarde cumpliré cumpliré el deseo que alguna vez me pediste. Tendrás tu ramito de violetas sobre tu tumba como simbolo de la autenticidad de lo que vivimos juntos. Desde el fondo de mi alma, Toñi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.