El dios de las pequeñas cosas

Resumen:

Esta narración es la historia de tres generaciones de una familia de la región de Kerala, en el sur de la India, que se desperdiga por el mundo y se reencuentra en su tierra natal. Una historia que es muchas historias. La de la niña inglesa Sophie Moll que se ahogó en un río y cuya muerte accidental marcó para siempre las vidas de quienes se vieron implicados. La de dos gemelos Estha y Rahel que vivieron veintitrés años separados. La de Ammu, la madre de los gemelos, y sus furtivos amores adúlteros. La del hermano de Ammu, marxista educado en Oxford y divorciado de una mujer inglesa. La de los abuelos, que en su juventud cultivaron la entomología y las pasiones prohibidas. Ésta es la historia de una familia que vive en unos tiempos convulsos en los que todo puede cambiar en un día y en un país cuyas esencias parecen eternas. Esta apasionante saga familiar es un gozoso festín literario en el que se entremezclan el amor y la muerte, las pasiones que rompen tabúes y los deseos inalcanzables, la lucha por la justicia y el dolor causado por la pérdida de la inocencia, el peso del pasado y las aristas del presente.

 

Autor: Arundhati Roy

En 1997, el prestigioso Premio Booker fue para una activista y escritora india que había sorprendido a todos a través de su primera novela, “El Dios de las pequeñas cosas”. A partir de allí, su libro no sólo fue traducido a más de 16 idiomas, sino que también generó interés por esta mujer que nació en 1961 y pasó su juventud entre Kerala y Delhi. Arundhati Roy, la creadora de ese libro, es una autora que, de no haber descubierto su facilidad para el mundo de las letras, hubiera continuado con sus estudios de arquitectura, una carrera que inició en la Delhi School of Architecture y que le permitió conocer a Gerard Da Cunha, su primer marido.  Pero ni esa relación prosperó ni la idea de ser arquitecta la convenció, razón por la cual, en 1984 se puso en pareja con Pradeep Kishen, su segundo marido, y comenzó a trabajar para el séptimo arte. En este marco, escribió algunos guiones para cine y series de televisión y participó en algunos filmes.

En 1992, la escritora empezó a darle forma a esa novela semiautobiográfica con resultado exitoso que pudo terminar recién en 1996, es decir, cuatro años después de haberla comenzado. Por “El Dios de las pequeñas cosas”, Arundhati Roy no sólo consiguió un respetable galardón y reconocimiento mundial, sino que tuvo el honor de recibir 500.000 libras por adelantado y la posibilidad de vender los derechos del libro a 21 países.

Pero su labor no quedó estancada en esa obra. También plasmó su oposición a las pruebas de armas nucleares a través de un ensayo titulado “El final de la imaginación” y, desde hace unos años, viene dedicándose de forma exclusiva a la literatura no ficcional y a la política, además de involucrarse en causas sociales y medioambientales. Por este activismo a favor de la paz, en 2004 la escritora fue reconocida con el Premio Sydney de la Paz.

Nuestra Clasificación: [rating=3]

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2011/06/el-dios-de-las-pequenas-cosas/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.