«Crearemos una fundación que garantice la gestión de las actividades culturales»

Agustín Ramón Martín Fernández, alcalde de Fuente Obejuna.

Pregunta. ¿Qué análisis hace de las últimas elecciones?

Respuesta. Nuestro trabajo en la oposición ha sido serio, en absoluto destructivo, y eso lo ha valorado la gente. El nuestro es un pueblo de 5.800 habitantes, repartidos a la mitad entre el casco urbano y las aldeas. Conciliar la gestión de núcleos tan dispersos hace necesario poner sobre la mesa un principio de solidaridad, que es lo que se ha valorado de nuestra oferta de gestión.

P. ¿Qué proyectos tiene para esta nueva etapa como alcalde?

R. El de siempre: planificar el desarrollo económico, que es nuestra necesidad prioritaria si queremos ampliar las oportunidades de empleo. Entre nuestros objetivos figuran dos organismos de creación inmediata. Uno es el consejo económico y social de Fuente Obejuna: un organismo donde los vecinos depositen sus inquietudes. En el ámbito cultural nos disponemos a dar forma a una fundación que garantice la gestión de actividades culturales de manera conjunta con otros organismos.

P. ¿Los motivos de la no representación de Fuenteovejuna son sólo económicos?

R. Sin duda. Hemos comprobado que las arcas municipales tienen un gran agujero. El déficit municipal no nos permite aventurarnos a una celebración que nos cuesta muchos dinero. Estamos disgustados y sabemos que habrá gente que se sienta disgustada y otra que no lo entienda. No hemos conseguido más financiación de la Junta y ya estamos fuera de plazo. Esperamos que, a través de la fundación que se creará, no se repita este tipo de problemas.

P. ¿Qué proyectos de infraestructura tiene para esta etapa?

R. Hay carreteras que comunican con las aldeas que deben terminarse. A través de los fondos Miner disponemos de dinero para mejorar los polígonos. A medio plazo entraremos en la depuración de aguas en las aldeas. También echamos en falta locales sociales para que los vecinos desarrollen su trabajo.

P. Además de la atención a los polígonos, ¿qué otras medidas de fomento de la industria van a adoptar?

R. Tenemos medidas de apoyo a la pequeña empresa, aparte de los programas de financiación europea, destinadas a ofrecer suelo industrial a un precio casi simbólico a las empresas de la nueva constitución, a las que también asistimos en los trámites previos. Se trata de cubrir huecos donde no lleguen otras administraciones. También nos volcaremos en el autoempleo y las fórmulas cooperativas.

P. Además de la fundación, ¿qué otros proyectos culturales y educativos prevé?

R. Además del interés por un buen desarrollo de la educación reglada, tenemos que retomar la constitución del consejo escolar municipal, que ya funcionó en la década de los noventa. También aprovecharemos, al máximo los recursos que tenemos, como el parque de educación vial, que ha estado sin uso en los últimos años. La escuela de música es una institución emblemática de Fuente Obejuna a la que hay que dotar de estabilidad.

P. ¿Cómo valora la actividad de Enresa?

R. Conozco someramente sus instalaciones y reconozco que el fin que persigue es necesario. Si considerásemos que su actividad no es necesaria tendríamos que dejar de encender la luz o la televisión. Desde los años sesenta existe esta actividad en la comarca y su gestión se hace correctamente. Enresa sólo gestiona un encargo del Consejo de Ministros para hacer un trabajo determinado. Además participa en la comarca en actividades sociales, culturales e incluso realiza inversiones que no son deleznables y que ayudan algo en el presupuesto municipal. Me consta que existe un esfuerzo por parte de la empresa por participar en el desarrollo de la comarca.

P. ¿Qué rasgos definiría como indicadores del cambio en su pueblo en los últimos años?

R. Ha habido despoblación, vecinos que han tenido que marcharse para poder trabajar. Esto es negativo. Lo mejor es que la gente de Fuente Obejuna es muy participativa y está muy dispuesta a involucrarse en todos los proyectos.

Agustín Martín nació en Fuente Obejuna hace 40 años. Filólogo de formación, su vocación política se despertó durante los años de la transición cuando estudiaba la carrera en Córdoba. Militante del PSOE desde 1983, en 1995 sustituyó a su compañero Pedro Fernández al frente de la alcaldía de Fuente Obejuna, cargo que ocupó hasta las elecciones de 1999. Tras un paréntesis de cuatro años en la oposición, vuelve ahora a la alcaldía con una mayoría absoluta. Está casado y tiene una hija de tres años. (N.G.)

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2003/08/crearemos-fundacion-garantice-gestion-actividades-culturales/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.