Pasando el siglo

Rosario Martín celebró su centenario rodeada de toda la familia. Foto: Eva M. Heras.

Una treintena de familiares de Rosario Martín Mediavilla se han trasladado desde Ermua, en el País Vasco, hasta el núcleo mellariense de Ojuelos Bajos para celebrar con ella su centenario, motivo por el que le han ofrecido una fiesta sorpresa.

Rosario Martín celebró su centenario rodeada de toda la familia. Rosario Martín celebró su centenario rodeada de toda la familia.

La cara de Rosario Martín expresaba la felicidad de quien se sabe querida porque, además, su familia se encargó de comunicárselo, sin que ni siquiera lo sospechara, en una gran fiesta celebrada en su lugar de nacimiento, Ojuelos Bajos.

Rosario cumplía cien años y lo hizo acompañada por sus tres hijas, sus nueve nietos y sus nueve biznietos, sin faltar un entrañable recuerdo para su marido, Crispiniano Camacho Castillejo, agricultor con el que compartió su vida y al que siempre ayudó en las tareas del campo «cogiendo aceitunas y garbanzos», como recuerdan sus hijas Carmen, Justa y Rosario, quienes tuvieron que emigrar a Ermua, ciudad en la que vive su madre. Precisamente desde el País Vasco se desplazaron 26 personas de su familia, a los que la cumpleañera dijo: «Se lo agradezco muchísimo, estoy muy contenta de que hayan venido todos». A los jóvenes, Rosario les aconseja «que lleven una vida como la mía, que trabajen y sean responsables». A la fiesta asistieron las concejalas Joaquina Alonso, Montse Ventura y Lidia de Dios, que entregaron un obsequio a la homenajeada, como también la asociación de vecinos Perla de Sierra Morena.

Se da la circunstancia de que la residencia Los Angeles de Fuente Obejuna celebró una misa y dedicó otro homenaje por el mismo motivo a Dolores Alcázar. La alcaldesa, Isabel Cabezas, le obsequió con un ramo de flores y una placa.

Enlace permanente a este artículo: http://www.bibliotecadefuenteovejuna.com/2011/07/pasando-siglo/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.